¿CÓMO TRABAJAR LA ASERTIVIDAD CON NIÑOS?

Quizá no conozca el significado de la palabra asertividad ya que es raramente utilizada, ese sería un problema ya que significa tener la capacidad de expresar nuestros propios pensamientos y emociones sin utilizar un tono hostil. Por ejemplo saber decir no, pedir disculpas sin afectar el estado emocional de la otra persona, sin agredirla.

Esta característica sería importante que todo el mundo la tuviera  y enseñarla debería de parte del desarrollo integro de las personas.

Esto podría ser una buena prevención frente al acoso escolar si nuestros hijos consiguieran expresarse sin herir otras emociones accidentalmente, pero sobre todo el niño que ha sido agredido reacciona con un tono seguro y le dice al agresor que sea la última vez porque no le a gustado esa situación, probablemente se acabarían esas acciones.

Esa situaciones de agresiones continuadas se suelen producir porque la víctima es sumisa y al no recibir ningún impedimento refuerzan su sensación de poder y protagonismo en el grupo. Lo que al agresor le suele dar la sensación de que la agresión está bien.

Para enseñárselo a los más pequeños sería necesario escucharles cuando se expresan en diferentes temas, aunque no habría que caer en que todo está bien ni todo vale.

Sobretodo y muy importante los adultos somos su modelo a seguir y les servimos de ejemplo y obtienen nuestras costumbres por la imitación.

Los juegos como crear cuentos, usar muñecos para imaginarse personajes, hacer actuaciones de teatro y jugar a ser juez (para acostumbrarse a debatir). Le ayudaran a ser participativo, abierto y a enfrentarse a conflictos.

Las consecuencias positivas  un mayor control de las emociones así como la comunicación y saber desenvolverse en diferentes situaciones aunque no sean agradables.