CONSEJOS

ADICCIÓN A LAS NUEVAS TECNOLOGÍAS

A pesar de que la adicción a las tecnologías es un problema relativamente nuevo, cada vez está incrementándose más y provocando mayores efectos. Nos estamos acostumbrando a que nuestros hijos tengan en sus manos un móvil o una tablet con apenas dos años, pues no lo vemos perjudicial al principio, sin embargo, el uso de estas tecnologías  puede provocar una verdadera adicción con el paso del tiempo.

Sabemos que con el ritmo de vida que llevamos es difícil estar las 24 horas pendiente de nuestros hijos, y es muy fácil recurrir a los teléfonos móviles o tablets para entretener a nuestros hijos.

Sin embargo, es necesario sacar tiempo y dedicarlo a vuestros hijos, hablar con ellos, jugar, y  hacerlo desde que son pequeños, para evitar que su principal entretenimiento sea un teléfono móvil.

TRASTORNOS ALIMENTICIOS

Una de las cosas más dolorosas en la vida es ver a tu hijo enfermo, y los trastornos alimenticios pues provocar esta situación. Algunos consejos para evitarlos son:

  • Proporcionar un buen ejemplo: Es fundamental que vuestros hijos vean un buen ejemplo de alimentación en casa, por lo tanto, los padres debéis de llevar una alimentación variada y saludable.
  • Establecer horarios de comida en familia para crear una rutina y un hábito de comer saludable.
  • Suministrar una alimentación variada: Es necesario acostumbrar a tu hijo a comer de todo desde que son pequeños. Además, un consejo si no le gusta algún tipo de comida, como la verdura, podéis infiltrarla en otros tipos de platos.
  • Dejar claro que los estereotipos que puedan ver en la calle, en las redes, etc., no son ciertos.

SEGURIDAD EN INTERNET

Otro de los problemas relacionado con las nuevas tecnologías es la seguridad en Internet. Para evitar que vuestros se vean involucrados en un problema de este tipo, es importante educarles bien en esta tema dejándoles claro que no pueden dar datos personales en ninguna página de Internet, ya sea nombre, dirección, etc., ni tener conversaciones con desconocidos a través de chats.

Además de esto, deben conocer las posibles consecuencias que tiene el mal uso de Internet. Debéis mostrar confianza a vuestros hijos para que os cuenten cualquier problema que puedan tener, si están sufriendo acoso, etc.

Para evitar problemas debemos de estar pendientes de las páginas en las que navegan nuestros hijos, comprobar el historial, y utilizar el control parental (herramientas que podemos instalar en los ordenadores para ver que páginas visitan).

PREVENCIÓN BULLING EN LAS AULAS

Éste es uno de los temas más delicados, pues normalmente los niños no son propensos a contar a que están sufriendo acoso por parte de sus compañeros. Por ello, los padres debéis estar muy atentos a algunas señales, como si llega a casa con ropa desgarrada, con arañazos o moratones, si tiene temor de ir al colegio, presenta depresiones o llanto, tiene pesadillas con la escuela…

Si detectamos algún posible problema, hemos de hablar con él e intentar que nos cuente cómo se comportan sus compañeros con él. De ningún modo debemos aconsejarle que deje pasar el tema, o quitarle importancia.

Para evitar que sea tu hijo el acosador, debemos dar en casa una educación muy buena, evitar comportamientos agresivos, detectar problemas de autoestima, e inculcarle que esa no es la solución, pues la mayoría de veces no son conscientes del daño que ocasionan.

CUSTODIA COMPARTIDA

El divorcio de un matrimonio es uno de los baches por los que tienen que pasar muchos niños pequeños, y al principio, puede que se convierta en uno de los más duros de su infancia. Muchas parejas recurren a la custodio compartida, una de las mejores opciones, pero que ambos miembros de la pareja tienen que implicarse para que salga bien.

Para conseguir llevar bien el divorcio de unos padres, éstos tienen que dejar claro a sus hijos, que ni su padre ni su madre dejarán de serlo, ni dejarán de hacerse cargo de ellos.

Ahora viene la práctica, y es que cada uno de los dos debe de encargarse de su hijo la semana que le toque, pues ahora ya no está tu pareja para encargarse del niño si tienes que ir a algún sitio, y tienes que estar mentalizado de ello.

Por último, no dejéis que los problemas con vuestra ex pareja después del divorcio afecten a vuestros hijos.