¿Cuantos adolescentes sufren acoso actualmente?

Según los datos publicados en el Instituto de Estadística de la UNESCO, el acoso escolar afecta a jóvenes de todo el mundo.  Los datos se han recolectado a  través de una serie de encuestas que supervisan la salud física y emocional de los jóvenes.

Por un lado, el  Global School Health Survey, (GSHS) se ha centrado en estudiantes de 13 a 17 años en regiones de bajos ingresos. Por otro lado, Health Behavior in School-Age Children (HBSC) se ha centrado su estudio en las conductas de los escolares relacionadas con la salud en jóvenes de 11 a 15 años de 42 países, especialmente de Europa y América del Norte. Es estas el acoso se refiere a la violencia que hay entre compañeros de clase o estudiantes y que está caracterizado como un comportamiento intencionado y agresivo que ocurre repetidamente cuando hay un desequilibrio de poder real o percibido.

Cerca de un tercio de los adolescentes del mundo han sufrido recientemente acoso escolar.

Con este estudio lo que se quiere demostrar es que es necesario tener datos reales para poder aplicar cambios y soluciones a esta situación. De esta manera se puede saber quién es víctima del acoso e indicar el camino para que tanto los gobiernos nacionales como las organizaciones internacionales y no gubernamentales pueda establecer programas más adecuados.

Según los estudios, los niños corren más riesgo de sufrir acoso que las niñas. Estos datos no tienen en cuenta ni la violencia sexual ni violencia de género, y por lo tanto, indican que más del 32% de los niños ha sufrido acoso escolar, cifra que en las niñas alcanza un 28%. Sin embargo, cuando este análisis se hizo en los diez países donde los estudiantes denuncian mayores incidentes de acosos la cosa cambia. En esos diez países, el 65% de las niñas y el 62% de los niños informaron de casos de acoso, lo que demuestra que allí donde el fenómeno es más frecuente las niñas son las que más sufren sus consecuencias.

¿Hay factores externos que influyen en el acoso?

Según los estudios realizados, la situación socioeconómica y migratoria también desempeña una función en el acoso. Estudiantes de Europa y América del Norte, son acosados por su situación económica, la educación y el tipo de empleo de sus padres. Los estudiantes se meten con niños cuyos padres tienen un  trabajo precario o considerado de baja clase. Además, si sus padres tienen un bajo nivel educativo también son objeto de burla porque consideran que desciende de personas poco inteligentes. Entre las familias más pobres, dos de cada cinco jóvenes sufren sus consecuencias. No obstante, esto se reduce a uno de cada cuatro en las familias más acomodadas.

Así mismo, los estudios muestran que los niños migrantes tienden a ser más vulnerables al acoso que los nativos. Esto preocupa notablemente, ya que las migraciones alcanzan nuevos máximos en todo el mundo.

En resumen

  • La tercera parte de los jóvenes del mundo sufre acoso escolar
  • Dependiendo del país los niños padecen de índices ligeramente superiores de acoso que las niñas, pero en los países donde el acoso es más frecuente, las niñas son más vulnerables.
  • La condición de inferioridad socioeconómica es el principal indicador para predecir si un joven de un país desarrollado padecerá acoso en la escuela.
  • En los países desarrollados, los jóvenes inmigrantes son más propensos a sufrir acoso escolar.