CYBERBULLYING Y CÓMO PREVENIRLO

¿Qué es?

Toda acción de insultar, vejar, amenazar o chantajear mediante el envío o publicación de mensajes de texto o contenido multimedia a través de las TIC (Tecnologías de la Información y de la Comunicación).

Tenemos que tener en cuenta que el acoso no únicamente se manifiesta en agresiones físicas a la persona, el hostigamiento también se da en el ámbito escolar.

¿Por qué sucede?

Las personas acosadoras, normalmente tienen baja autoestima y que solamente calman o hacen crecer esa autoestima cuando hacen sentirse mal a las demás personas.

Carecer de cualquier tipo de respeto por las personas y los límites básicos para convivir no los conocen.

El Cyberbullying es una acción que se repite en el tiempo, es decir, que es de forma continuada dada por una supuesta inferioridad de la víctima frente al agresor.

En este caso, los acosadores creen que no se les va a castigar por sus actos, que pueden quedar impunes porque se encuentran detrás de un usuario o perfil falso, respaldándose en el anonimato.

¿Qué riesgos tiene?

Las Redes Sociales nos permiten estar conectados a todas horas, por ello, la persona no deja de ser acosada una vez esta se encuentra en su casa, sino que puede recibir las amenazas a cualquier hora y cualquier día.

Con lo cual, la insistencia va a ser mayor y la víctima no se va a sentir segura en ningún ámbito. Las personas que realizan el acoso ya no son un grupo en concreto sino que puede ser cualquier persona, por lo que se siente perseguida a cualquier sitio que vaya. Esto provoca un sentimiento de indefensa que puede hacer que esta persona se excluya socialmente para no tener ese sentimiento continuo, tomando a todas las personas como una amenaza.

Hay que tener claro que cuando es un menor el que realiza el acoso, las consecuencias legales que dicho acto pueda llegar a tener recaen en los padres o tutores legales del agresor.

¿Qué efectos puede causar?

– El Cyberbullying puede tener consecuencias diferentes a cada niño o niña.

– La personalidad de la víctima puede causar nerviosismo o que esté inquieta cuando recibe cualquier tipo de mensaje de texto o email.

– Las relaciones con terceras personas o con sus amigos puede resultarle costoso o sentirse siempre amenazada, comportase de manera temerosa. Prefiere no quedar con sus amigos, no ir al colegio o quedarse en casa y evitar salir a la calle.

– La frustración o el enfado después de usar las TIC es notable, puede dejar de usarlas de manera repentina como método de defensa o saturación.

– En casa se muestra una persona tímida y callada, no hay discusiones por el exceso uso del ordenador.

Pautas de prevención

  • Educar en la autoprotección en las TIC.
  • Hacer eco de los posibles riesgos de utilizar mal y de no protegernos en las TIC.
  • La primera medida es ignorar todas las amenazas para el agresor desista.
  • En caso de persistir, la victima tiene que saber que no está sola y que tiene a su familia y tutores para que lo cuente.
  • Transmitir que la culpa no es de la víctima sino de la persona que lo está haciendo.
  • Escucharle con atención, que no se sienta ignorado en ningún momento.
  • Indagar en la veracidad de lo que cuenta.
  • Hacerle entender que los acosadores parecen iguales que los demás pero que se comportan de una manera fea y dañina con las demás personas.
  • Transmitirle que el anonimato en Internet no existe y que la persona acabará en manos de la ley.
  • Dejarle claro que no se tiene que devolver la agresión en ningún momento ya que no conseguirá nada.