Prevenir el bullying a través del juego temático de roles

Los juegos de roles  ayudan en la prevención del acoso en preescolar. Este tipo de juegos permiten a los niños y niñas adquirir habilidades sociales que les ayudan a relacionarse de una forma armoniosa y colaborativa con sus compañeros, por ello se ha considerado un buen medio para prevenir el bullying.

En preescolar, cuando los niños tienen entre 3 y 5 años, necesitan interactuar con niños de su edad para empezar a desarrollar su personalidad. Durante esta edad son más importantes para su desarrollo las relaciones sociales que las actividades prácticas con los objetos. Así pues, la actividad del juego de roles es una actividad clave para el desarrollo de las formaciones psicológicas nuevas. En esta edad trabaja fundamentalmente la esfera afectiva emocional y la personalidad.

A través del juego de roles se representan las relaciones sociales en las que se encuentra inmerso el niño. Por ejemplo, cuando un niño representa el papel de un cocinero, el niño no aprende a cocinar, sino que aprende a complacer a los demás, servirles y serles útil. El juego de roles no se dirige a un producto o a un objeto sino a otro niño. Mediante los juegos roles se fomenta el desarrollo de la imaginación, del sentido personal, de la reflexión, del respeto de normas, de la participación y de la compasión.

Por medio de los juegos teatralizados, el niño adquiere conocimientos concretos acerca del mundo que le rodea y la capacidad de solucionar situaciones conflictivas. Aprende a entender que existen distintas opciones para solucionar conflictos y que existen distintas maneras de actuar. Además, mediante la dramatización en el juego de roles, los niños adquieren una actitud crítica ante las acciones y actitudes propias y de los otros, convirtiéndose en sujetos reflexivos y capaces de analizar el estado emocional propio y de los demás. Estos juegos también favorecen el desarrollo de la atención y constituye en sí mismo una estrategia general de prevención de dificultades de aprendizaje. Esto repercute directamente en el no abandono de la escuela y en la no incorporación de los niños a grupos sociales no deseables.

Por lo tanto, este tipo de juegos debe ocupar un papel muy importante en la actividad que se desarrolle en preescolar. Puede realizarse a diario, es una actividad muy atractiva para los niños y permite evitar el regaño. Todo lo que se quiera transmitir al niño se hace más fácil mediante este tipo de juegos. El fin es que los niños adquieran confianza para expresarse a través del juego, que logren dialogar y conversar.  También que mejoren su capacidad de escucha, amplíen su vocabulario al comunicarse en situaciones variadas, sobre todo en situaciones de conflicto.

A la hora de realizar los juegos de roles teatralizados, se debe tener en cuenta  siguiente: el tema o argumento de que va a trata, los personajes que van a hacer, escenarios y acciones, materiales que se van a utilizar.  Cuantos más pequeños son más objetos se usan para representar las cosas. Se usaran los elementos comunicativos que propicien una reflexión de acuerdo a su edad.

Los niños pueden proponen roles, también es recomendable incluir situaciones conflictivas. Por ejemplo, en el juego del supermercado se puede incluir la presencia de un ladrón que sea castigado de acuerdo con lo que haya hecho. Se promueve la iniciativa de ayudar.

Estos juegos permiten que los niños sean capaces de asumir distintos papeles en el juego y en otras actividades; de trabajar en colaboración, de apoyarse entre compañeras y compañeros, resolver conflictos a través del diálogo y reconocer y respetar las reglas de convivencia dentro y fuera de la escuela; por lo tanto, se constituye en un excelente medio de autorregulación del comportamiento.

En resumen, incluir juegos temáticos de roles en las instituciones educativas podría promover desde edades muy tempranas una sana convivencia en las aulas, y con ello aportar de manera significativa en la prevención del bullying durante las siguientes etapas escolares.